Traductor

30 marzo 2018

Diferenciar ternura y exceso de mimos

Marcos tiene dos años y ya es un pequeño tirano. Por parte de sus padres hay mucho de ensayo y error en su crianza pues disponen de poco tiempo reloj para estar con él. Se manejan por intuiciones y están al borde del estrés: la madre trabaja 9 horas y el padre 12. Hasta ahora suplieron la escasa dedicación horaria dejándole hacer todo lo que quiere. Conscientes de que conviene revertir la situación cuanto antes, no saben por dónde empezar. 

Muchas veces mimamos a nuestros hijos y estamos convencidos que actuamos con el amor debido. No es fácil diferenciar entre la ternura que ayuda a sentirse queridos y facilita la conquista de una sana autoestima, de los permisivos que les dejan a merced de sus

23 marzo 2018

Un buen inicio de la actividad escolar




El bebé de hace dos o tres años, ya es una personita formalmente vestida. Se asemeja a un caracol con la casita a cuestas: con su jogging o uniformado delantal y la mochilita a la espalda. 

Travieso o tranquilo, curioso o terco, su fantasía infantil se ha forjado la imagen de la escuela que en un 90% depende de cómo los padres enfoquemos su inicio. ¡Podemos tanto los padres! Somos para los hijos figuras significativas. 

-¡Qué bueno Belén! ¡Tu primer día de escuela! Me acuerdo que genial que lo pasé yo y lo "re-buenas" que eran mis maestras… La madre se lo dice mientras le retoca el peinado.
-Ay, Felipe, querido mío ¡cuánto te voy a extrañar! ¿Me prometés que te vas a portar bien? Y si te pasa algo ¿me llamás al celular? La madre lo abraza con dulzonas caricias de

03 marzo 2018

Cerebro y redes sociales


El progreso de la tecnología es imparable. Bien utilizado resulta magnífico. Sin embargo hay que saber el ambiente cibernético, tan líquido erosiona reglas conocidas y definidas hasta ahora del buen vivir y del ser persona. No sabemos qué efectos tendrá en el futuro de los jóvenes.


La era digital cambia drásticamente nuestro modo de sentir y comportarnos. El continuo flujo de información genera cansancio y ansiedad. Esto, unido a una vida frenética llena de estrés, contribuye a hacer más lentos los procesos decisorios. 


La única solución es frenar, pasar del always on (siempre on line) al sometimes on (algunas veces on line). De lo contrario, se resentirán nuestra vida, nuestras relaciones, el trato humano. Sin caer en alarmismos, hay que frenar y reordenar nuestra vida para ser realmente dueños de las propias decisiones.


Sean Parker, primer presidente de Facebook ha declarado en una conferencia organizada