Traductor

30 diciembre 2017

Así lo recuerdan



JM.L.
Me gustó mucho todo el curso. Fue una oportunidad de profundizar con mi novia de temas que ya habíamos conversado, pero pudimos hacerlo de una manera más reflexiva para construir nuestro matrimonio en una base conceptual firme. Interesantísimas y necesarias la clases prácticas del hogar: que quedé con ganas de más.


J.B.
Las tareas que nos mandaban para hacer en casa, fueron oportunidades de concretar más aún el futuro, de charla pila juntos. Descubrimos que las tareas de la casa, no nacemos sabiéndolas… que hay que conocer técnicas culinarias, combinar calorías con proteínas y todo eso.

A.DB
Me aportó temas fundamentales para nuestro matrimonio tan próximo. Me gustaron especialmente la Gerencia del Hogar y la Paternidad-Maternidad Responsables. Ah! Y también el Matrimonio como Sacramento. 

PJ.C.
Aunque algunos dicen que es muy largo, se puede decir que es hasta corto para la grandeza de lo que uno se está preparando: el matrimonio. Nos van a ayudar mucho los “tips domésticos”. Eso de planchar una camisa… ¡es fuerte!

P.G.

Me brindó la oportunidad de hacer algo junto a mi novios que se refiere a los dos. Pudimos cuestionarnos muchas cosas juntos nunca nos habíamos planteado. Destaco que todos los temas estuvieron muy buenos. JA. E.
No sabía mucho qué me iba a encontrar y ¡me sirvió de mucho! Para entender al otro, para hablar temas de un futuro tan cercano, de la economía del hogar. Me voy muy contenta porque antes no había dimensionado lo grande que es para lo que me iba a preparar. 

S.D.
Me quedé absolutamente feliz de haber apoyado a mi futuro esposo en hacer el curso. Francamente me conmovió todo lo que escuchamos y me cambió la forma de ver el matrimonio.