Traductor

29 noviembre 2014

Un hijo ¿don o derecho?

Dos ejemplos de ignorancia antropológica son las noticias que resumimos de dos países muy distantes. 

Ver: http://www.elpais.com.uy/mundo/tailandia-cierra-fabrica-bebes-escandalos.html?utm_source=news- 


 Yhttp://www.elobservador.com.uy/noticia/293080/se-fijo-en-us-5000-aporte-del-fnr-para-la-fecundacion-in-vitro/?referer=titulares-de-la-jornada
 
En Tailandia una práctica comercial muy extendida en los últimos años, debida a un vacío legal, es el comercio de bebés. El parlamento de ese país ha reaccionado y acaba de aprobar un proyecto de ley que prohíbe los vientres de alquiler. A partir de ahora, toda mujer que desee ser madre de alquiler deberá superar una "entrevista" con representantes del Estado y solo serán elegibles las parejas heterosexuales que prueben su incapacidad para procrear.

En Uruguay tres clínicas privadas que realizan fertilización in vitro están por recibir la habilitación del Fondo Nacional de Recursos quien aportará US$ 5.000 más IVA para pagar los tratamientos, el procedimiento y la medicación para “obtener” un bebé. La presidenta del FNR explica que el aporte dependerá de la reglamentación de los procedimientos de alta complejidad de la ley de fertilización asistida. La misma todavía no terminó de reglamentarse en el Ministerio de Salud Pública. Seguramente establecerá un sistema de copago, dependiendo de los ingresos de los usuarios.
 

Estas noticias suponen una gran ignora científica y antropológica: un

25 noviembre 2014

¡No hace falta llamar a la ONU!

Son palabras del Papa Francisco. En marzo y abril de este año, habló en varias ocasiones del matrimonio con mucho sentido práctico y visión de fe. En una ocasión reconoció:


Es verdad que en la vida matrimonial hay muchas dificultades, muchas: el trabajo, el dinero que no basta, los niños que tienen problemas… Muchas dificultades.  Tantas veces el marido y la mujer se ponen un poco nerviosos y se pelean entre ellos. Siempre es así, siempre se pelea en el matrimonio. Pero, algunas veces, ¡vuelan los platos! Vosotros os reís, pero es la verdad. No debemos entristecernos por esto: la condición humana es así. Pero el secreto es que el amor es más fuerte que el momento de la pelea. Por esto siempre aconsejo a los esposos: 'No terminéis el día en el que os habéis peleado sin hacer las paces'. ¡Siempre! Y para hacer las paces no hace falta llamar a las Naciones Unidas, para que venga a casa y restablezcan la paz. Basta un sencillo gesto, una caricia: ‘Ciao, hasta mañana’. Y al día siguiente se vuelve a comenzar. Esta es la vida, llevarla adelante así, llevarla adelante con la valentía de querer vivirla juntos. Y esto es grande, una cosa bellísima: es la vida matrimonial y debemos custodiarla siempre y custodiar a los hijos.

07 noviembre 2014

Einstein: la fuerza universal

De una carta de Einstein a su hija Lieserl. Muchos piensan que es falsa. Quien sea la haya escrito, su contenido es lo válido .


Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación. 


Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR. Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo. Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre.

Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a