Traductor

31 enero 2016

Vivir en armonía: aceptar las diferencias

Vivir armoniosamente juntos siendo diferentes condiciona la futura inserción social. Es un tema que ha de gestionarse en el seno de la familia.

 ¿Somos conscientes de que es en la intimidad de familia donde se juegan la primera aceptación o las confrontaciones a la diferencia con los demás?

Desde antiguo existe como una especie de obsesión
por "parecerse a..."  y el miedo de "ser diferente".
El “parecerse a” da cierta seguridad, refuerza el sentido de pertenencia, facilita la creación de lazos, es una prueba de reconocimiento. “Ser diferente” suscita interrogantes, puede generar miedo a que se burlen de nosotros…

Los padres pueden a veces maravillarse: “¿cómo si todos son hijos de los dos salieron tan

19 enero 2016

Ese extraño que es el rey de la casa

Cuando quienes ahora somos abuelos cursábamos primaria, nuestros padres conocieron un extraño recién llegado al país y lo invitaron a vivir en casa. Él aceptó y ya no se fue nunca. Mientras nosotros crecíamos, nos preguntamos su parentesco con la familia: nos acostumbramos simplemente a su lugar de privilegio en el hogar.
 

Nuestros padres nos enseñaron normas de higiene, a obedecer, a comer con la boca cerrada y a distinguir lo bueno de lo malo; pero el extraño nos mantenía hechizados horas y horas con aventuras, misterios y música. Siempre tenía respuestas a lo que quisiéramos saber de política, historia o ciencia. Conocía todo el pasado, el presente y hasta podía predecir el futuro. Nos hacía reír y llorar. Nunca dejaba de hablar, pero a mi padre no le importaba como cuando mamá era insistente con un tema.
 

En casa nos inculcaron convicciones morales pero el extraño nunca se sentía obligado a respetarlas. Las blasfemias o las malas palabras no se permitían, ni en nosotros ni en nuestros amigos, pero el extraño se salteaba la norma y no pasaba nada. Mi padre nunca nos permitió tomar alcohol, sin embargo, el extraño nos animó a intentarlo y además regularmente.
 

También nos dijo que los cigarrillos eran inofensivos. Hablaba libremente sobre sexo: sus comentarios eran a veces explícitos, otras sugestivos. Raramente hizo caso a los valores de

17 enero 2016

Suben tarifas, ajustemos el ahorro

Tips para poder reducir el consumo de UTE   

  1. UTE por defecto cuando nosotros vamos a poner luz a nuestra casa nos pone la tarifa: Tarifa residencial simple (TRS). Esta tarifa es la que todos o la mayoría en nuestras casas tenemos, pero existe una tarifa donde podemos pagar mucho menos de lo que estamos pagando hoy. UTE no la promociona. Esta tarifa sería la Tarifa Consumo Básico Residencial (TBR). Con esta tarifa cuanto menos kwh gastemos menos vamos a pagar, si gastamos 190 kwh vamos estar en promedio pagando lo mismo que con la otra tarifa, si gastamos más ya no nos servía esta tarifa.
  2. Muchas veces tenemos contratada más potencia que la que realmente necesitamos y como el resultado de lo que se paga es el cargo fijo multiplicado por la potencia contratada, es posible que estemos pagando más de lo que necesitamos. Miremos la factura en el cuadro potencia contratada (al lado del de kwh consumidos) tenemos la

06 enero 2016

Si algo se desvanece, pedirlo a Los Reyes Magos


En estos tiempos del todo ¡ya! ¡ahora! la paciencia de los miniaturistas de la Edad Media o la de los científicos del S. XVII Y XVIII para repetir muchas veces un experimento hasta lograr el éxito, parece desvanecerse paulatinamente.

Años atrás no había tantos divorcios. Existía más tolerancia con los defectos del otro, menos individualismo y en especial más paciencia. Hoy nos falta paciencia. Es buena la definición que leí hace poco: “paciencia es llevarse bien con el tiempo”. Es decir, no querer todo ¡ya, ahora! Vivimos en una sociedad que pretende conseguir todo “ahora mismo” y de “primera calidad”. Esta actitud trasladada al matrimonio y a las relaciones familiares, ocasiona distorsiones en la familia.

Muchos creen que iniciar un proyecto de familia es muy fácil, algo mágico porque tienen

03 enero 2016

Cifras de la OPP

Hacen pensar los datos sobre la tasa de natalidad en Uruguay (número de nacimientos por cada mil habitantes en un año) que se ubica en el 14,47‰. Asimismo el índice de Fecundidad (número medio de hijos por mujer) que es del 2,05. Para garantizar una pirámide de población estable, el índice de fecundidad de reemplazo es del 2,1 por mujer. Por lo tanto a medida que pasen los años, si no reaccionamos con generosidad y patriotismo, Uruguay será cada vez más "viejo". (Documento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto denominado "Desafíos Políticos de la Planificación").

Como una forma de contrarrestar la baja natalidad en Uruguay, un político ha propuesto que la clase media debería “apagar el televisor” y dedicarse a “procrear”. Recomienda “apagar la televisión y sacrificar la novela” para contener e incentivar la educación de los hijos.

En este tema la OPP considera que la prioridad debe ser que el país se asegure que las