Traductor

16 julio 2014

El celular ¿con vibrador o con sonido?



 Se ha sabido a través del entrenador de la selección mexicana de fútbol. Los jugadores y el cuerpo técnico, durante su participación en el Mundial de Brasil, hicieron un pacto: apagar sus celulares en las horas en que estuvieran compartiendo los alimentos. Serían momentos a full para convivir y reforzar su integración. Pensaron que si cada uno iba al comedor con su celular, la conversación estaría muy interrumpida. ¿Verdad que es una buena idea para implementar en nuestra jornada? 



A veces, no solo en las películas, sino también en la realidad, se ve en cafeterías y salas de estar a novios, matrimonios, padres e hijos, o amigos muy entretenidos con sus celulares. No miran a los ojos a los demás, se comunican más con el celular que con sus interlocutores de carne y hueso. No llevan una conversación, no se comunican verdaderamente.


Hay quienes tienen una dependencia grande al celular: no saben vivir sin él, se sienten perdidos e inquietos. No disfrutan el silencio para reflexionar, analizar, contemplar la naturaleza, conocerse mejor a sí mismos o hablar con Dios.


Ciertamente, el celular puede acercarnos a los demás, ayudarnos a responder inquietudes y

15 julio 2014

Como una frutera surtida



La ansiedad de acertar en la crianza y educación de nuestros hijos lleva a algunos padres a desear y buscar “recetas” para tratar al mayor, al de en medio, al hijo único etc. Sin embargo lo que más influye en todos los hijos sea cual sea el lugar que ocupen en un orden de llegada, es
evitar ser uniformados. La buena y efectiva educación familiar
es la que tiene más en cuanta la individualidad de cada hijo, su temperamento y carácter, sus fortalezas y hándicaps y también, cómo no, si es varón o niña.  Solo si los padres se esfuerzan en tratar a cada uno en serio y no a todos “en serie” crecerán con un autoconcepto armónico y positivo.


Para que cada hijo encuentre su lugar en la familia y se sienta a gusto y feliz en él, los padres han de conocer muy bien -por la observación contrastada de padre y madre- sus sentimientos, reacciones y emociones. Y sobre todas las cosas, tener criterios certeros más que recetas prefabricadas.



La condición natural de “ser hermanos” se da cuando los chicos son hijos del mismo padre y la misma madre, situación que facilita acertar como progenitores. Sin embargo no podemos cerrar los ojos a la realidad dada la plaga de las separaciones. En las familias “compuestas”  también se suelen designar “hermanos”

14 julio 2014

El matrimonio no es para ti


Después de haber estado casado solamente por un año y medio, he llegado a la conclusión de que el matrimonio no es para mí. Por favor, antes de empezar a hacer suposiciones o pasar juicio a este artículo, sigue leyendo:
Conocí a mi esposa en la escuela secundaria cuando teníamos 15 años. Fuimos amigos durante diez años, hasta que decidimos que ya no queríamos ser sólo amigos. Recomiendo ampliamente que los mejores amigos se enamoren. Vendrán muchos buenos ratos de una relación así.
Sin embargo, enamorarme de mi mejor amiga no impidió que tuviera ciertos temores y ansiedades sobre el matrimonio. Entre más se acercaba el momento de decidir si nos deberíamos casar, más me llenaba de un miedo

12 julio 2014

El apego paterno, vínculo desde la concepción


Pocos padres que el domingo celebran su día -comercial… sí, por eso démosle ahora un toque antropológico-, conocen la importancia de su acción para el hijo desde la fusión del óvulo y el espermatozoide. 

Desde ese instante, el de la concepción, hay paternidad biológica y psicológica. Una paternidad ineludible, sépase o no, figure y actúe el padre como tal o no.

Luis Pedro explica: Rosina dice que tengo que ayudarla y me desespero pues no sé cómo agarrar al bebé, no sé lavarlo ni cambiarlo. Su amigo Pancho, con tres hijos en su haber lo tranquiliza: nadie sabe sin que algún bebé se lo haya enseñado, relajate, tu hijo será precisamente tu maestro. 


Luis Pedro y Pancho pertenecen a la nueva generación de papás que ni se plantean que el cuidado

05 julio 2014

Protección de la familia: histórica resolución de la ONU

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra, aprobó el 25 de junio pasado, la resolución de “Protección a la Familia”. La reconoce como el núcleo “natural y fundamental de la sociedad, y tiene derecho a la protección por parte de la sociedad y el Estado”. Esto significa un reconocimiento más de la verdadera naturaleza de la familia, una derrota del concepto de varios tipos de familia y del lobby gay.

También se reconoce “que la familia tiene la responsabilidad primaria de nutrir y proteger a los niños y que los niños, para el desarrollo completo y armonioso de su personalidad, deben crecer en un ambiente familiar y en una atmósfera de felicidad, amor y entendimiento”.


Esta es una buena oportunidad para relanzar la educación de la persona desde la familia, el mejor

03 julio 2014

Hijos, padres, esposos y futbolistas

A pesar de su corta edad James Rodríguez, volante de la selección de fútbol de Colombia, ha mostrado madurez y estabilidad dentro y fuera del campo de juego. 

En el amor también ha tenido fortuna, talento y claridad para elegir. 
Lo mismo podemos decir de dos futbolistas uruguayos que se prepararon para el matrimonio en el IUFF y están jugando en el extranjero: Agustín Viana y Sebastián Fernández. James Rodríguez está casado con Daniela Ospina, hermana del arquero Tricolor David Ospina.  Conforman un hogar estable, viven en Mónaco y tienen una pequeña hija, Salomé, nacida en Medellín en mayo pasado. Cada vez que pueden aprovechan para volver a su tierra. 


Tanto en el terreno de juego como en su vida cotidiana, James disfruta cada pase de su faceta de padre y esposo. Según su madre, “está adaptándose como todo, pero está feliz”. Salomé es su principal musa de inspiración y el rol de padre, “lo mejor que me ha pasado en la vida”.

Cuando no está en el campo de juego, James disfruta de su vida en familia. Es amante del cine y aficionado al fútbol sala, el cual práctica durante su estancia en Colombia, en sus tiempos libres con los amigos.  


Le gusta salir a restaurantes, le encanta jugar con su perro Manolo y pasar la mayor parte de su tiempo libre dedicado a Salomé. Para él, “ser padre es algo único”. Es musical, bromista. La salsa y el reggaeton son sus géneros predilectos.


El tiempo libre que a James Rodríguez le deja a su ordenada vida de deportista de élite, padre de familia y estudiante a distancia de Ingeniería de Sistemas lo divide entre la Play Station 3, el estudio del inglés, la lectura de libros de superación personal, y la oración en una iglesia católica cercana a su casa.
Bautismo del segundo hijo de "Papelito" Fernández