Traductor

26 febrero 2014

Llaman a la puerta

Las familias uruguayas y en especial las del IUFF deseamos abrir al que llama y participar activamente en la preparación de la Asamblea Sinodal que tendrá lugar en el Vaticano en el mes de octubre.

Podemos hacerlo con propuestas concretas y especialmente con la ayuda indispensable de la oración para afrontar los retos actuales. La oración es necesaria e importante pues nuestras familias van a estar en el foco de la mirada de esa Asamblea para ayudarnos a cumplir acabadamente nuestra misión en la sociedad.

Tenemos, como no, dificultades, surgen problemas a resolver en la educación de los hijos… comprobamos que el matrimonio es un safari y tenemos que estar bien pertrechados para salir victoriosos, para vencer el egoísmo e individualismo amenazantes y compartir en familia  tantos momentos inolvidables: comidas, la diversión  y el descanso, las tareas de la casa, la oración, la solidaridad con los necesitados…


Para saber quién llama a nuestra puerta, entremos en:  http://www.vatican.va/holy_father/francesco/letters/2014/documents/papa-francesco_20140202_lettera-alle-famiglie_sp.html

22 febrero 2014

¡No pasan de moda!



Según el tono conque se digan, pueden ser motivadoras. Eso sí ... a largo plazo! No esperen milagros ¡ya!


Generalmente las recordamos más cuando nuestras madres ya están en el cielo y entonces... ¡cómo se las agradecemos!


¡Prohibido pronunciarlas en un momento de enojo!

14 febrero 2014

San Valentín y el tiempo de preparación próxima al matrimonio

En los últimos años ha surgido con particular fuerza la atención a una preparación más específica y cercana a la celebración del casamiento.

A ello se dirigen los cursos prematrimoniales: una ocasión para conocerse más a sí mismo, al otro y madurar algunas decisiones dirigidas al modelo de familia que quieren construir juntos, en una palabra, a definir un proyecto de vida que los ayude efectivamente a lograr la mayor felicidad posible en esta vida.


El hecho de que muchas parejas que realizan estos cursos no tienen fe o viven alejados de la vida de Iglesia los comparten con otras que viven su fe de manera práctica e incluso divertida, es en ocasiones de primer anuncio de la frescura del Evangelio y les ayudan a descubrir la belleza de la forma cristiana de entender el matrimonio.Esos cursos no son simplemente un "trámite" sino una ocasión de recordar o conocer mejor  la fe cristiana.


Hoy por hoy, el noviazgo ha cambiado profundamente como forma y modalidad de realización. Con frecuencia muchas parejas que asisten a esos curso de preparación al matrimonio ya viven juntos, o incluso tienen hijos. Si eligen casarse y casarse en el Señor para siempre, están respondiendo, aún sin saberlo, al designio de Dios sobre el amor humano.



Muchas estadísticas seria demuestran el gran deseo de los jóvenes a lograr un matrimonio estable y una familia unida. El cardenal Scola lanza esta pregunta a los jóvenes cuando habla de estos temas:  ¿cuánto deseas que dure tu enamoramiento? Responden: 'para siempre' porque el corazón del hombre llama al para siempre. Pero este deseo se encuentra con un mundo que propone la 'dictadura' del “yo” en vez del “nosotros” y la familia;  se propone el yo como única modalidad de realización de sí. Los mensajes que continuamente van dirigidos a decir que lo que oprime tu libertad, te bloquea, te impide desarrollarte y crecer en lo que eres mortifican el deseo de comunión en el corazón de cada hombre y cada mujer. Estos son algunos elementos de tipo cultural que reducen la elección de lo definitivo y del matrimonio y sin embargo favorecen las formas mucho más 'light' y menos definitivas como uniones afectivas pasajeras.


Hoy, día de San Valentín, 20.000 novios de 28 países del mundo que se reunieron con el papa Francisco en la plaza de San Pedro. Celebraron con él la alegría del 'sí quiero para toda la vida'. El coordinador del evento fue don Andrea Ciucci.


El acto inició a las 11 de la mañana con una serie de testimonios de las parejas de novios intercalados con lecturas y canciones dedicadas al amor en sus diversas manifestaciones. A las doce y media el Santo Padre ha entrado en la Plaza para saludar a los novios y responder a tres preguntas planteadas:
  • El miedo al “para siempre”
  • Vivir juntos, el estilo de la vida matrimonial
  • El tipo de celebración del matrimonio.

“Es importante preguntarnos si es posible amarse "para siempre" - ha afirmado el Papa- Hoy en día muchas personas tienen miedo de tomar decisiones definitivas , para toda la vida, porque parece imposible... y esta mentalidad lleva a muchos que se preparan para el matrimonio a decir: "Estamos juntos hasta que nos dure el amor”.... Pero, ¿qué entendemos por " amor "? ¿Sólo un sentimiento, una condición psicofísica? Ciertamente, si es así, no se puede construir encima nada sólido. Pero si el amor es una relación, entonces es una realidad que crece y también podemos decir, a modo de ejemplo, que se construye como una casa. Y la casa se edifica en compañía, ¡no solos!. No querréis construirla sobre la arena de los sentimientos que van y vienen, sino sobre la

06 febrero 2014

¿A quién se le ocurrió cambiar "matrimonio" por "pareja"? Tercera parte.


Subimos la tercera y última parte de la respuesta a esta interesante pregunta. 
Con fecha 23 de enero y 1 de febrero figuran las anteriores.

La Revolución sexual del S. XX, fue una premeditada acción para destruir la familia. La agenda de los promotores de la ideología que quiere imponer en la civilización occidental la ideología de género, está pensada milimétricamente.

Una vez desvinculada la sexualidad del amor conyugal y separado éste del matrimonio; una vez “liberada” la mujer de la maternidad, llegó el momento de divulgar estas incertidumbres: ¿quién ha dicho que el hombre es varón y la mujer es mujer por naturaleza? La índole sexuada de su corporeidad ¿quién la ha impuesto?  Son simples construcciones culturales, así como la identidad sexual.
Según estas tesis, como todo consistiría únicamente en una construcción cultural sin correlato en la naturaleza, las niñas serían niñas (mujeres) porque se las viste de niñas y reciben muñecas para jugar. Los niños serían niños (varones) porque se los viste de niños y juegan con una pelota de fútbol. La identidad sexual de todas las personas, varones y mujeres, sería  resultado de una imposición y del desarrollo cultural de papeles y funciones: nada más. La sexualidad dejaría de ser una realidad relativa al sexo, y pasa a ser algo relativo al género. 

En documentos de la Conferencia Internacional sobre la Mujer celebrada en Pekín (1995), apareció por primera vez en un foro mundial el término género referido a la identidad sexual de las personas. La Santa Sede, consciente de toda la ideología que está detrás de ese cambio

01 febrero 2014

¿A quién se le ocurrió cambiar "matrimonio" por "pareja"? Segunda parte

Subimos ahora al blog la segunda parte de la respuesta a esta interesante pregunta. Con fecha 23 de enero figura la primera.





La Revolución sexual del S. XX, es una premeditada acción para destruir la familia.
 

La cultura de un pueblo o de una generación se relaciona siempre con el modo de pensar de las personas que conforman un pueblo o una generación.


El movimiento de Mayo del 68 en su primer momento desmarcó la sexualidad humana de su contexto natural.
 

En la segunda fase (década del 80 del S. XX), ese movimiento se propuso “liberar” a la mujer de la maternidad. El instrumento técnico para lograrlo fue la píldora anticonceptiva que salió al mercado farmacéutico en esos años. Se había descubierto un compuesto químico que hacía técnicamente posible la separación de los dos significativos antropológica y biológicamente inseparables del acto sexual: el unitivo y el procreativo. 

El instrumento mediático para divulgar la supuesta liberación femenina de la maternidad, fueron los mass media que la presentaron como elemento esclavizante de la mujer en su relación con el hombre. Se universalizó culturalmente la anticoncepción que es la consagración del egoísmo de a dos (varón y mujer). El don de sí en el amor conyugal pasó a ser controlado y limitado egoístamente por las personas a través de la píldora.



Si la primera fase de la revolución sexual dejó a la intemperie el amor matrimonial, en la segunda se utilizó junto con la píldora, el trabajo extra hogareño de la mujer como medio para fomentar la fractura entre mujer y maternidad.  La autonomía económica femenina se consideró un elemento fundamental para promover su liberación. Poco a poco se fue extendiendo culturalmente que el trabajo de la mujer fuera del hogar era condición necesaria para su libertad sexual y como opuesto al ejercicio de su actividad en el hogar familiar, el cuidado de los hijos y su educación compartida con el padre. El trabajo del hogar ligaba a la maternidad por lo que se le consideró  alienante:  disminuía la libertad de la mujer, la sujetaba más al varón. 
 

Una vez desvinculada la sexualidad del amor conyugal y separado éste del matrimonio, desvinculada también la mujer de su vocación a la maternidad, la condición sexuada de las personas quedó reducida a un hecho lúdico, convertida en un puro juego a capricho. Se fue diluyendo en la conciencia de las personas y sociedades su intrínseco significado antropológico de comunión interpersonal y el de la familia como comunidad de vida y de amor.  La sexualidad quedó reducida a fuente de juego erótico para la satisfacción de la libido. Sus reglas puestas por el libre arbitrio de los que juegan, negaban la verdadera y real naturaleza de la sexualidad humana.
Como consecuencia sobrevino la implantación cultural de la ideología de género y la sexualidad se redujo a un juego sujeto únicamente a la libertad indiscriminada de las personas.


 ¿Para qué era necesario sellar con un pacto (matrimonio) el amor entre hombre y mujer? Bastaba ser y vivir en pareja.