Traductor

29 enero 2019

UNA TARDE PARA LA FAMILIA



El sábado 26 de enero pasado en Montevideo nos reencontramos para el octavo encuentro de la familia en Uruguay. En la Aduana de Oribe -frente al puertito del Buceo- la Virgen presidió el rezo del Rosario: fue una lindísima tarde de oración y canciones.


Los organizadores  y los voluntarios -unos trescientos-, identificados con pañuelos de color azul celeste, estuvieron a disposición por cualquier consulta o necesidad. Cada persona - más de 15.000- recibió una candela con su vela, un Rosario, y un folleto en el que se explica cómo rezar precisamente el Rosario y cómo confesarse. A la hora 18:30, comenzaron las confesiones y a las 19:00 horas se dio el recibimiento de la imagen de la Virgen María, acompañado de cantos y meditaciones.



En el encuentro de oración se pidió a Dios y la Virgen María por la protección, la armonía y la paz en las familias, según se afirmó, amenazadas por las ideologías en un país altamente secularizado. El cardenal Sturla lanzó tres vivas en medio de los aplausos de la muchedumbre: ¡Viva la Vida! ¡Viva María! ¡Viva la Familia!


Con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia de 2018, El Papa Francisco  comentó:
“La familia es un tesoro, debemos protegerlo, defenderlo, sanando actitudes que pueden colarse en las relaciones familiares. Que la Sagrada Familia de Nazaret proteja e ilumine siempre su camino para que reinen el amor, la alegría y la paz”.