Traductor

20 diciembre 2018

Recta final de la Navidad



Seguramente en sus hogares ya está armado el arbolito y el Pesebre. Chicos y grandes disfrutaron preparándolos. 
 
Estos próximos días, en que los niños ya están en casa: ¡no se horroricen! 

Podemos sugerirles, según la edad, ayudar en casa con un encargo concreto, cumplir esa tarea sin quejas, separar un juguete lindo de los suyos para otros niños que no tienen tantos, no discutir con los hermanos y si se les escapa…”amigarse” enseguida, etc.

¿Y los padres? Podemos añadir a nuestro día un corto tiempo de oración mirando el Pesebre,  la relectura de los relatos evangélicos del Nacimiento de Jesús o quizás rezar el Rosario diario en familia.

Todo ello nos ayuda a serenarnos, y dar importancia a lo realmente importante en la Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario