Traductor

02 junio 2018

Buenas cualidades de los introvertidos

Miguel es introvertido y Susana, su mujer, también. Para conocerse, quererse y casarse utilizaron distintos artilugios. Ahora, pasados quince años, mantienen una comunicación fluida aunque les supone un especial empeño. 

Se ejercitan en vencer la introversión y respetar los tiempos del otro. Susana sabe que cuando Miguel "entra en su cueva", no sirve intentar sacarlo a la fuerza pues la comunicación resultará artificial o efímera. 


Las personas introvertidas suelen tener un gran mundo interior. Les sucede que, o no pueden o no sienten necesidad de compartirlo y volcarlo hacia afuera.

Es posible vencer esa natural tendencia para transformar un intercambio de monosílabos en verdadera comunicación, la que transmite al otro los sentimientos que le despiertan los acontecimientos triviales del diario vivir. 

Cuando entre dos introvertidos se presentan motivos válidos para una discusión, esta termina bien si ambos ejercitan la escucha activa y empática manifestando al otro con la mirada y los gestos que entienden sus motivos; cuando no utilizan como arma el silencio y procuran expresar sus propios puntos de vista y sentimientos evitando las agresiones.
Es probable que los hijos adolescentes de unos padres introvertidos caigan en un mutismo exagerado pues se suma al natural vuelco hacia su interior, el sentirse incomprendidos por parte de unos padres poco comunicativos.


En estos casos, para todo el grupo familiar es el momento de un esfuerzo extra. Un camino
efectivo a seguir por los padres, es demostrar verdadero interés por las actividades y sentimientos del hijo.


Las personas con tendencia a la introversión poseen buenas cualidades: piensan antes de actuar y saben con claridad lo que desean. 


Planean las cosas por anticipado, son previsores, no actúan por impulsos. En general, no hacen comentarios inadecuados. Son observadores y poseen gran sensibilidad, lo que les permite darse cuenta de los problemas de quienes los rodean y de los malos momentos por los que pueden estar atravesando, siendo en ese aspecto comprensivos y respetuosos. 


Unos padres introvertidos logran comunicarse de manera efectiva con sus hijos, si tienen presente que en la familia todo es mejorable -también la incomunicación incipiente-, cuando hay buena voluntad y esfuerzo, actuando a tiempo. 


Sin duda el carácter personal influye en la empatía y asertividad de la comunicación.
Por eso si en un matrimonio ambos son introvertidos, no pueden cansarse de buscar estrategias y caminos para establecer, conservar y restaurar. 


Su ejemplo facilita a los hijos a compartir con ellos sus pensamientos y sentimientos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario